miércoles, 15 de julio de 2015

Snake Rattle 'n' Roll (Mega Drive)

Snake Rattle 'n' Roll es un juego programado por Rare y publicado y distribuido por Nintendo para NES en 1990, siendo portando más tarde a Mega Drive, además de que también salió una secuela para Game Boy. La versión de Mega Drive es uno de los pocos juegos programados por Rare para esta consola, siendo publicada por Sega y saliendo a la venta exclusivamente para Europa en 1993. Se trata de una versión muy fiel del original, tal vez demasiado, porque a parte de incluir una fase más que el juego de NES no mejora mucho técnicamente. A pesar de esto, nos encontramos con un divertido juego de plataformas con vista isométrica.



En el juego controlamos a una serpiente (o a dos en caso de jugar con un amigo) que debe desplazarse por decorados dotados de una perspectiva isométrica bastante bien conseguida. El objetivo de cada nivel es comerse a las pequeñas criaturas redondas que nos vamos a encontrar para ganar el suficiente peso como para tocar una campana acoplada en una báscula que nos espera al final del nivel. Por supuesto, las cosas no serán tan sencillas, porque el nivel estará plagado de enemigos, trampas y todo tipo de obstáculos que nos van a dificultad nuestra tarea. Al igual que a las pequeñas criaturas en forma de bola, también nos podemos comer a los enemigos, y comiendo tanto a unos como a otros nos van a hacer aumentar de tamaño. Cuando la serpiente llega a un tamaño determinado, la cola le empezará a brillar, lo que indica que ya tiene el peso adecuado para la balanza. La serpiente pierde un segmento de su cuerpo cada vez que es golpeado por un enemigo o cae en un trampa, y pierde una vida cuando se queda sin segmentos. También podemos perder una vida si caemos desde una altura demasiado alta, cuando nos golpea un objeto afilado, cuando nos quedamos sin tiempo o cuando nos aplasta un objeto que está sobre nosotros.



El apartado técnico está bastante bien. Aunque gráficamente podía estar mucho mejor (tampoco es que sea muy superior a la versión original de NES), hay que decir que el sprite de nuestras serpientes está bien realizado y se mueven fluidamente, hay una buena variedad de enemigos y objetos, pero lo mejor de todo son los propios escenarios, dotados de una perspectiva isométrica que da la sensación de tridimensionalidad, siendo además variados y muy coloridos. Musicalmente tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, porque contiene la misma banda sonora que el original y algunas de las melodías están arregladas y suenan mejor, pero hay otras que sinceramente suenan mejor en NES. Los efectos de sonido son más limitados, pero simpáticos y típicos de este tipo de juegos.



Pasando al tema de la jugabilidad, hay que decir que aquí la cosa se pone un poco mejor para este port con respecto al original, porque aparte de contar con la misma mecánica divertida y viciante y de contar también con un control muy sencillo, hay que decir que este control resulta algo más preciso que el de NES, con lo que la experiencia jugable es algo más satisfactoria. Además, es también ligeramente más largo al tener una fase más y la dificultad está también mejor ajustada.



Resumiendo, un decente port del original a Mega Drive que técnicamente podría haberse trabajado bastante más, aunque de todas formas nos encontramos con un plataformas isométrico muy divertido. Muy recomendable.

3 comentarios:

  1. Tan sólo he jugado al original de NES, pero esta parece una adaptación bastante elegante y solvente.
    A poco que se parezca, debe tratarse de un juego forzosamente bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustó el original, este también lo tiene que hacer porque como dices es una adaptación muy buena que además añade un nivel nuevo, aunque gráficamente se podía haber mejorado algo más.

      Eliminar