viernes, 9 de octubre de 2015

Pac-Panic (Mega Drive)

Pac-Panic, conocido en Estados Unidos como Pac-Attack, es un juego programado, publicado y distribuido por Namco para Mega Drive y Super Nintendo en 1993, siendo portado después a otros sistemas como Game Boy, Game Gear o CD-i. La versión de Mega Drive llegó tanto a Europa como Estados Unidos en ese mismo año de 1993 como un divertidísimo juego tipo puzzle inspitrado en Cosmo Gang the Puzzle, un arcade tipo puzzle lanzado el año anterior.




El juego tiene un estilo a otros puzzles del estilo como Columns o Dr. Mario, y en el vamos a encontrarnos con bloques con figuras dibujadas de fantasmas, de Pac-Man, de un hada o de ladrillo que van cayendo al suelo. Nuestra misión es ir colocando las diferentes figuras de tres bloques que pueden ser de cualquier tipo (por ejemplo formadas por dos fantasmas y un ladrillo) de modo que vayamos haciendo líneas con los ladrillos al más puro estilo Tetris, es decir, una línea tiene que ir de un lado al otro de la pantalla. Sin embargo, las casillas que tienen dibujado un fantasma la cosa no es tan sencilla, porque la única forma de elminarlas es con una casilla de Pac-Man, la cual al caer al suelo empezará a moverse por el escenario hasta que quede atrapado entre dos bloques, comiéndose a su paso todos los fantasmas que se encuentre en el camino. Antes de que siquiera veamos la casilla de Pac-Man, ya nos daremos cuenta que llega porque los fantasmas se pondrán de color azul, como sucede en Pac-Man.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente resulta de lo más sencillo, pero es el estándar para lo que es un puzzle y además por lo menos sí es vistoso, gracias a las diferentes piezas y al colorido que presenta cada uno de los niveles. También dispnoemos de una banda sonora con melodías animadas y agradables, típicas de un puzzle, unidas a unos efectos sonoros simples pero divertidos y son además los típicos de un juego como este.



Pasando al tema de la jugabilidad, como todo buen puzzle que es nos vamos a encontrar con una mecánica tremendamente simple pero también tremendamente divertida y adictiva, y además contamos con un control sencillo y preciso, respondiendo las diferentes casillas que vamos desplazando muy bien a las órdenes que les enviemos por el pad. Como todo buen puzzle, el juego cuenta con varios modos de juego, muchos niveles y además el nivel de dificutlad es progresivo, siendo también un juego muy rejugable.



Resumiendo, un muy buen juego tipo puzzle para Mega Drive que resulta tan divertido como adictivo. La versión de Super Nintendo es prácticamente igual a esta. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada