sábado, 12 de diciembre de 2015

Caliber .50 (Mega Drive)

Caliber .50 es un juego programado, publicado y distribuido por Seta Corporation para recreativa en 1989, apareciendo una versión posterior para Mega Drive, que fue programada por Dragnet y publicada por Mentrix Software, saliendo en exclusiva para Estados Unidos en 1991. En general nos encontramos con una muy mala versión del original, tanto técnicamente como como juego en sí, pero en mi opinión no es mal juego porque se trata de un entretenido juego de acción con vista cenital.



El juego tiene un estilo parecido a otros juegos similares como el genial MERCS, por lo que controlando al protagonista nuestra misión será abrirnos camino por los diferentes decorados, empleando todo el arsenal que podamos para acabar con los diferentes enemigos que nos salgan al encuentro, debiendo avanzar siempre por una ruta prefijada. Por supuesto, al final de cada nivel nos esperará el obligado jefe de fin de fase. Desgraciadamente mucho se perdió en el port, siendo el tema más doloroso la omisión del modo de dos jugadores simultáneos, y además según tengo entendido el número de fases de esta versión es también menor.



Pero donde más se nota el bajón es en el aspecto técnico. Y es que gráficamente se aparta totalmente del aspecto competente del original para mostarnos unos gráficos que casi parecen en algunos momentos de Master System (de hecho, en ocasiones me recuerda al MERCS de dicha consola), gracias a unos sprites de enemigos bastante básicos que se mueven medianamente bien y a unos decorados que muchas veces son pobres en detalle y color, aunque hay algunos otros que está bien, el protagonista está bien diseñado y aparecen vehículos enemigos muy grandes y bien diseñados. Las melodías acompañan con dignidad, sin ser nada del otro jueves, y sonoramente cumple su función sin grandes alardes.



En cuanto a jugabilidad, el juego mantiene intacta la fórmula del original, por lo que nos encontramos con una mecánica típica del género, además de un control sencillo que permite manejar al protagonista con facilidad, respondiendo este muy bien a las órdenes del pad, aunque también es cierto que el ritmo de juego es bastante más lento que en la recreativa, pero aún así es lo suficientemente ágil como para divertir. La extensión del juego es la adecuada y en general nos encontramos con un nivel de dificultad elevado.



Resumiendo, una pésima versión del original para Mega Drive, pero aún así nos encontramos ante un divertido juego de acción cenital que gustará a los aficionados al género. Recomendable.

2 comentarios: