miércoles, 9 de diciembre de 2015

Izzy's Quest for the Olympic Rings (Super Nintendo)

Izzy's Quest for the Olympic Rings es un juego programado por Alexandria y publicado y distribuido por US Gold para Mega Drive y Super Nintendo. Como pasó con la versión de Mega Drive, la de Super Nintendo salió a la venta en Europa en ese mismo año (básicamente ambas versiones salieron al mismo tiempo) como un entretenido juego de plataformas protagonizado por Izzy, la mascota de los juegos olímpicos de Atlanta.



Nos encontramos ante un plataformas bastante tradicional en el que controlando a aquel pequeño animalejo de color azul a lo largo de diferentes niveles tenemos la misión de recuperar los cinco anillos que forman el logotipo de los juegos olímpicos, los cuales podemos localizar en las distintas fases de bonus a las que accederemos entre los diferentes niveles. Como en cualquier juego de plataformas, la habilidad del salto es fundamental, aunque una característica interesante es que Izzy es capaz de transformarse en diferentes atletas durante un tiempo limitado si consigue anillos de transformación. Estas transformaciones incluyen un arquero, un juegador de béisbol o un esgrimista.



El apartado técnico está bastante bien. Gráficamente no es una maravilla, pero está bastante bien en este aspecto. Quitando el diseño de Izzy (que todo sea dicho, es horrible, pero esto no es culpa del juego, Izzy es así), hay que decir que está bien recreado y tiene buenas animaciones, hay enemigos variados y buenos jefes. Los escenarios son bastante variados, además de que son detallados y coloridos. Las melodías son simpáticas y suenan bien y los efectos de sonido cumplen su función.



En cuanto a la jugabilidad, nos encontramos con una mecánica que aunque típica resulta bastante divertida, además de que Izzy tiene un control muy sencillo que supone que lo vamos a manejar con gran facilidad, y además responde muy bien a las órdenes transmitidas por medio del pad de control. Además, tiene una extensión bastante decente y un nivel de dificultad muy bien ajustado, aunque no tiene muchos momentos complicados.



Resumiendo, un divertido juego de plataformas para Super Nintendo que aunque no es muy brillante y también pasó sin pena ni gloria no es para nada un juego malo. La versión de Mega Drive es prácticamente igual, con tan solo las típicas diferencias de color y de sonido. Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada