miércoles, 2 de diciembre de 2015

Kaeru no Tame ni Kane wa Naru

Kaeru no Tame ni Kane wa Naru, traducido literalmente como "Por la rana doblan las campanas", es un juego programado por Intelligent Systems y publicado y distribuido por Nintendo para Game Boy, saliendo en exclusiva para el mercado japonés el 4 de septiembre de 1992, aunque por fortuna existe una traducción no oficial al inglés. Se trata de un interesante y divertido action RPG inspirado en la novela de Ernest Hemingway "¿Por quién doblan las campanas?".



El juego consta básicamente de dos modos de juego. Uno se nos presenta con la vista aérea típica de cualquier juego de rol, y esta vista nos va a servir para visitar las diferentes ciudades, los pueblos y los campos, es decir, todo lugares abiertos y también algunos lugares interiores como las casas.El otro se presenta con una vista lateral utilizada por otros juegos de rol como Zelda II o Battle of Olympus, pudiendo ir de izquierda a derecha, saltar o subir escaleras, siendo esto ya para algunos lugares interiores. En estos lugares nos vamos a encontrar con enemigos, que son en todo momento visibles. Sin embargo, el sistema de combate no es parecido a ningún otro juego del estilo, porque ni es un sistema de turnos ni uno de acción al uso, sino que en realidad no somos más que meros espectadores de la batalla, que se libra en cuanto entramos en contacto con un enemigo. Esto hace que cuando se junte nuestro héroe y su rival ambos empiecen a hacerse bajar mutuamente los corazones de vida que tenga, y el resultado del combate depende de la vida del héroe, de su armadura, de su defensa y de las estadísticas del enemigo. Si nuestro personaje es visiblemente más poderoso que su enemigo, cabe la posibilidad de que este último huya antes de empezar la pelea.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente se nos presentan unos personajes fácilmente reconocibles unos de otros y que se mueven fluidamente, además de unos entornos, tanto en vista cenital como en vista lateral, variados, detallados y bastante bien ambientados, a pesar de las limitaciones de la portátil al no contar con color. Por otro lado, la banda sonora está muy bien, contando con composiciones que suenan bien y que está bien compuestas. Los efectos de sonido son bastante más limitados, pero era lo que se llevaba en ese momento en el género.



Pasando al tema de la jugabilidad, hay que decir que el juego tiene la mecánica normal para un juego de rol de la época, a lo que hay que unir el original sistema de combate, y además contamos con un control sencillo y eficaz sobre el protagonista, además de unos menús de acción y consulta que resultan tan intuitivos como fáciles de usar. Además de esto, contamos con una extensión apropiada y con un nivel de dificultad muy bien ajustado.



En un tierra muy lejana, dos príncipes, Richard del Reino de Custard, y el personaje protagonista del juego, príncipe del Reino de Sablé, mantienen una amistosa rivalidad desde su infancia. A veces compiten entre sí, sobre todo en el deporte de la esgrima. La mayoría de las veces que compiten entre sí, Richard sale vencedor. Un día, un mensajero llega desde un reino vecino, avisando a los príncipes que el malvado rey Delalin ha invadido el Reino de Mille-Feuille y ha capturado a la princesa Tiramisu. Viendo la oportunidad de ganarse el favor de la princesa y de demostrar su valía, Richard toma un barco y se dirige precipitadamente hacia ese reino. El príncipe de Sablé debe entonces ponerse a la altura y parte también. Durante su viaje, el príncipe dará con una rana que le pide que busque a todas las otras ranas repartidas por el Reino de Mille-Feuille para decirles que vayan a un sitio seguro.


En resumen, un excelente juego de rol para Game Boy que además de las bondades típicas del género cuenta con un original sistema de combate. Muy recomendable.


4 comentarios:

  1. Lukas lo tradujo al castellano: https://www.youtube.com/watch?v=8WxKl3kNcMY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la noticia. A mí me llega ya la versión en inglés, pero va perfecto para los que no se defiendan bien en inglés.

      Eliminar
  2. Perdon, pero no se basa en esa novela... Solo hacen una parodia con el nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que tampoco conozco el libro y eso lo leí en la Wikipeida ajaja, aunque más bien decían inspirado, aunque bueno, igual se refería solo al título.

      Eliminar