sábado, 30 de abril de 2016

Clockwork Knight 2

Clockwork Knight 2 es un juego programado, publicado y distribuido por Sega para Sega Saturn en 1995, llegando al mercado europeo el 27 de octubre del mismo año. Nos encontramos ante más una continuación que una secuela de Clockwork Knight porque la avnetura empieza justo donde termina la anterior, por lo que es un excelente juego de plataformas  en 2.5D protagonizado por el soldado de juguete y que apenas varía en su estilo.



Jugablemente es idéntico a la primera parte, tanto que casi se podría decir que es en realidad como si fuese el mismo juego en dos cachos, y por la extensión de ambos títulos podría decirse que es así. Eso significa que estamos ante un título de corte tradicional en el que nos ponemos de nuevo a controlar al caballero de latón que puede correr, saltar y atacar con la manecilla, con la cual también puede dar cuerda a enemigos y otros artilugios. Aún así, se han añadido algunas novedades, como algunos niveles de scroll automático o cuatro cartas especiales por nivel que al conseguir las cuatro de un nivel nos dan una llave dorada y al conseguir todas las del juego se nos recompensa con un código secreto.



El apartado técnico sigue siendo soberbio, pero idéntico a la primera parte. Gráficamente mantiene el estilo del primer juego con esos personajes prerrenderizados y escenarios en 2.5D muy detallados y ambientados, todo un calco del primer juego, aunque con nuevas localizaciones, claro está. Por otro lado, la banda sonora cuenta con nuevos temas tan bien compuestos como los de la primera parte y unos efectos sonoros de muy buena calidad.



También la jugabilidad es idéntica a la de la primera parte, con una mecánica exacta, así que pese a ser demasiado parecido sigue siendo muy divertido y adictivo, gozando de un control muy sencillo y una estupenda respuesta al pad. El problema que tenía la primera parte sigue estando presente en esta secuela, y es que el juego resulta muy corto (juntando los dos juegos ya se tiene un título aceptable en extensión), pero de dificultad ajustada y es bastante rejugable gracias a lo de las cartas que podemos encontrar en los niveles.



En definitiva, una muy buena secuela de Clockwork Knight que resulta muy parecida a la primera parte debido a que en un principio iban a ser el mismo juego. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada