martes, 12 de julio de 2016

Prize Fighter

Prize Fighter es un juego programado por Digital Pictures y publicado y distribuido por Sega para Mega CD en 1994, saliendo en este año en Estados Unidos y Europa, y en Japón el 24 de marzo de 1995. Nos encontramos ante un curioso cruce entre juego deportivo y FMV, porque es un juego de boxeo que funciona por medio de escenas de vídeo con actores reales, y al que una vez acostumbrados a su control y sepamos lo que hay que hacer se hace bastante entretenido.



Los combates los veremos en todo momento en primera persona, y de nuestro luchador únicamente veremos los brazos, que son también en FMV, es decir, que son brazos de una persona real. De esta guisa, tendremos que enfrentarnos a otros cuatro boxeadores, pudiendo para ello dar golpes y bloquear los ataques del adversario, teniendo en cuenta que cada luchador tiene su propio estilo y que más que golpear sin sentido hay que aprender ciertas rutinas del rival, como buen FMV que es. Entre los combates habrá escenas de vídeo en las que el protagonista es visitado desde por niños discapacitados que animan al protagonista hasta mafiosos que quieren que pierda el combate a propósito, pasando por nuestro entrenador, interpratado por Dick Miller, el eterno secundario de Joe Dante y que es recordado por interpretar al señor Futterman en Gremlins 1 y 2.



El apartado técnico es fantástico y sin duda lo mejor del juego. Nos encontramos únicamente con escenas de vídeo, por lo que tampoco es muy meritorio, pero sí lo es la genial forma en que están rodadas, haciendo uso de un blanco y negro que queda genial, y todo está rodado con muy buen gusto, casi pareciendo una película de Hollywood, con un estilo claramente inspirado en Toro Salvaje. También contamos con una fantástica banda sonora y con efectos sonoros de muchísima calidad que mejoran todavía más este apartado técnico.



Pasando al tema de la jugabilidad, nos encontramos con un juego con una mecánica bastante original para un juego de boxeo, porque más bien es un típico FMV pero con algo más de interactividad, por lo que el control, aunque en un principio sencillo, requiere de práctica y memorización para conocer las estrategias y rutinas de nuestros adversarios, Por lo demás, quizás cuatro adversarios saben a poco, pero los combates no son cortos y en general la dificultad es alta hasta que aprendemos las rutinas de nuestro rival.



En resumen, un interesante juego que mezcla el FMV con el boxeo y que no queda mal parado como resultado, aunque no va a gustar a todos. Muy recomendable.

7 comentarios:

  1. A mi no me gusta pero nada,este tipo de juegos son los que dañan la imagen de la consola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me suele gustar este género, aunque hay excepciones y esta es una de ellas.

      Eliminar
    2. A estas alturas ya poco importa la imagen del mega cd. En su dia lo que nos impactaba a TODOS eran las escenas de video. Y al menos este juego es mucho mas interactivo que el resto basados en QTES.

      Eliminar
    3. Es lo que me gusta de este juego, que no es simplemente darle al botón oportuno en el momento oportuno (que en el fondo, sí), sino que puedes mover al tipo en todo momento y golpear cuando quieres.

      Eliminar
    4. Lo cojonudo es que lo tengo y ya te digo,fue probarlo y dejarlo en la estanteria junto al Tom Cat y no sacarlos mas,jajaja.El Road Avenger es el unico que me gusta algo de este tipo pero lo probare otra vez el Prize a ver si le cojo algo el punto.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pruébalo. No puedo asegurarte que te vaya a gustar, pero merece un tiento.

      Eliminar