martes, 1 de agosto de 2017

Astro Boy: Omega Factor

Astro Boy: Omega Factor es un juego programado por Hitmaker y Treasure y publicado y distribuido por Sega para Game Boy Advance en 2003, llegando al mercado europeo el 18 de febrero de 2005, siendo distribbuido en este continente por THQ. Nos encontramos ante un genial y muy divertido beat'em up lateral con gran dosis de acción y muy trepidante, pareciendo casi un run 'n gun mezclado con beat'em up. A mí me recuerda a Gunstar Heroes pero con tortas.




Controlando a Astro Boy, nuestra misión es guiarle en cada nivel, debiendo acabar con los diferentes enemigos con las habilidades del personaje, que básicamente son saltar, dar puñetazos y patadas, usar un cohete y disparar rayos. También contamos con algunos movimientos especiales de carácter limitado, pero que se recuperan golpeando a los enemigos. Con todos estos movimientos debemos avanzar por los diferentes niveles, derrotando enemigos para poder seguir y acabar con los jefes que nos esperan al final de cada fase. También hay que decir que aunque al principio lo parezca, no es un juego lineal, debiendo rejugar algunos niveles para descubrir secretos y nuevas zonas que nos llevarán al final verdadero.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente se nota la mano de Treasure, con un protagonista bien diseñado y animado, unos enemigos también de fantásticos diseños, aunque no son demasiado variados, y unos enormes e imaginativos jefes finales de fantástica calidad. Eso sí, hay algunas versiones de enemigos normales en gigante (lógicamente versiones más fuertes) y se nota que simplemente es un sprite de ese enemigo aumentado, porque esos se notan pixelados en exceso. Por lo demás, contamos con unos escenarios detallados y muy bien ambientados, melodías bien compuestas y multitud de efectos sonoros.



En cuanto a la jugabilidad, nos enfrentamos a un juego de ritmo rápido, dinámico y muy divertido y adictivo, con una mecánica que recuerda tanto a Dragon Ball Advanced Adventure como a Gunstar Heroes, aunque con sus propias virtudes, además de un muy buen control sobre un protagonista que responde rápidamente a las instrucciones transmitidas por los botones de la consola. No es un juego demasiado extenso, aunque ver el final verdadero nos llevará algo más de tiempo, con una dificultad tampoco demasiado elevado, pero tampoco baja y hay algunos momentos difíciles, sobre todo alguna batalla contra un jefe final.



En resumen, una auténtica maravilla de juego de acción en la que se nota la mano de Treasure. No me parece tan bueno como Gunstar Heroes ni como Dragon Ball Advanced Adventure, pero está casi casi a su nivel. Obra maestra.


7 comentarios:

  1. En su día disfrute de la GBA,pero se me escaparon juegos como este ( quizás salieron muy tarde ya ) ahora con los emuladores podemos ver lo que nos perdimos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Larga vida a los emuladores, gracias a ellos descubrí auténticos juegazos.

      Eliminar
    2. Yo también , además del dinero que uno se tendría que gastar para descubrir todo lo bueno que hay.

      Eliminar
  2. Uno de los grandes "tapados" del sistema.
    Sin duda, merecía muchísimo más éxito comercial, pero el tiempo se ha encargado de devolverle el prestigio que en su día no tuvo.
    Lo dicho, un GRAN juego.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que no había temido éxito, pero sin durante se lo merecía Tener.

      Eliminar
  3. El típico juego no muy conocido y que es una puñetera Obra Maestra. Treasure recupera una franquicia ya casi olvidada para hacer un juegazo como sólo ellos saben hacer. Imprescindible para todos los propietarios y aficionados a GBA.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estando Treasure detrás tenía que tener un mínimo de calidad.

      Eliminar