domingo, 17 de septiembre de 2017

Mierdas Míticas: Chicago Syndicate

Chicago Syndicate es un juego programado, publicado y distribuído por Sega para Game Gear que salió en exclusiva para el mercado norteamericano en 1995. Se trata de un juego de acción que es también un spin-off de Eternal Champions protagonizado por Larcen Tyler, el gangster de buen corazón del juego, y que además contiene muy buenas ideas pero que por desgracia se van al traste por un control deficiente.





Nos encontramos con un típico juego de acción lateral en el que controlando a Larcen debemos eliminar a nuestros enemigos para al final del recorrido enfrentarnos a un jefe de fin de fase, pero no se queda simplemente en eso. En esta especie de beat'em up lateral con cierto (aunque no mucho) elementos plataformero, antes de empezar un nivel nos encontraremos en el piso franco de Larcen en el que podemos elegir a qué banda criminal hacer frente en primer lugar, comprobar sus estadísticas de número de miembros, moral, armamento o comida; leer periódicos para saber los suministros que reciben, lo que altera sus estadísticas; o recibir llamadas telefónicas del jefe de policía que nos da esta información, así como escoger un ítem para usar en el nivel. Una vez metidos en un nivel, nuestro objetivo es derrotar a TODOS los miembros de la banda para que aparezca el jefe de fin de fase. Para esto, Larcen dispone de una amplia variedad de movimientos (básicamente todos los que tenía en Eternal Champions), además de un sistema de control más típico de un juego de lucha que de un plataformas, como pulsar arriba para saltar o combinaciones de botones. También hay que tener en cuenta que Larcen no puede darse la vuelta, así que solo contamos con un puñetazo trasero para los enemigos que vengan por detrás.




El apartado técnico está muy bien, y es junto con la idea del juego lo mejor del cartucho. Este título presenta unos gráficos de cosecha que te dejan la picha derecha. Bueno, tal vez exagere, pero vamos, que están muy bien. Lo mejor aquí es el sprite de Larcen, que respeta completamente al diseño que tenía en Mega Drive, aunque con un tamaño mucho menor y menos definido, pero aún así está muy bien hecho y cuenta con buenas animaciones para la enorme cantidad de movimientos que tiene. Los enemigos no llegan a este nivel, siendo pequeños y no muy definidos, y además no tienen cara, pero son correctos y con buenas animaciones, aunque se eche de menos una mayor variedad. Los jefes son más grandes y definidos. Los escenarios a recorrer son variados y detallados, con un buen color que potencia su buena ambientación. Las melodías están bien compuestas y suenan bien, siendo quizás lo peor los efectos sonoros, que tampoco están mal.




El gran problema del juego reside en una jugabilidad que se va a la mierda por culpa de un sistema de control deficiente. Se nos presenta un personaje que responde rápidamente a nuestros comandos, pero manejarlo como si fuera un juego de lucha no puede ser más desacertado. Tampoco fue buena idea condensar unos movimientos que requerían de un mando de seis botones en tan solo dos, lo que hace que algunos golpes básicos resulten bastante difíciles de ejecutar, y la guinda del pastel es que Larcen no pueda darse la vuelta. Por lo demás, tiene una extensión acertada y un nivel de dificultad bien ajustado, que se incrementa por el pésimo sistema de control escogido.




En resumen, una magnífica idea que se hace añicos por culpa de un sistema de control muy mal escogido. Si se hubiera optado por un control más habitual estoy seguro que estaríamos ante una pequeña joya. Aún así, es de los mejores juegos que visitará esta sección.


2 comentarios:

  1. Pues no tiene tan mala pinta, pero claro, si es el típico que juego que te entra por los ojos pero te escuece en las manos sí debe ser merecedor de estar en esta sección. Lo que cuentas me recuerda al Sonic Blastman de Snes, un juego con graficazos para la época pero que en cuanto lo jugué me dije una y no mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí el Sonic Blastman me gusta mucho. Este con un control bueno estaría muy bien.

      Eliminar