martes, 29 de mayo de 2018

Double Dragon III: The Sacred Stones

Double Dragon III: The Sacred Stones, conocido en Japón como Double Dragon III: The Rosetta Stones, es un juego programado, publicado y distribuido por Technos Japan para NES en 1991, llegando al mercado europeo el mismo año. Nos encontramos ante un sólido beat 'em up que pese a ser inferior a la segunda parte resulta muy entretenido. 



A pesar de que el argumento es muy parecido y que en Japón se llaman igual, no es un port de la decepcionante recreativa Double Dragon 3: The Rosetta Stones, sino más bien un proyecto paralelo que se programó al mismo tiempo y con un resultado muy superior.
Al igual que su contrapartida de recreativa, el sistema de combate regresa a sus orígenes de botón de puñetazo, de patada y se añaden nuevos movimientos algunos de ellos compartidos con la recreativa, como la patada circular ciclón y una patada triangular que realizan los dos hermanos Lee conjuntamente, así que estos movimientos sólo los podemos ver si jugamos con un amigo. Sin embargo, movimientos que desaparecieron en el arcade como el agarre por el pelo aquí se mantienen, y además el estilo de juego es mucho más parecido a las entregas anteriores.
Además de los dos protagonistas de siempre se unirán al plantel de luchadores disponibles dos más, un maestro de artes marciales y un ninja, aunque previamente hay que derrotarles ya que son jefes de fin de fase. Pulsando el botón select se puede cambiar de personaje en cualquier momento.




El apartado técnico está muy bien. Gráficamente se mantiene el estilo de las entregas anteriores, así que tenemos personajes bien realizados y animados, una buena variedad de enemigos y buenos jefes finales, además de escenarios detallados y variados, que reflejan bien los diferentes países en los que se desarrolla el juego. Además, la banda sonora es bastante buena, y a esto añadimos efectos de sonido se calidad suficiente.




En cuanto a la jugabilidad, la mecánica de juego es muy parecida a los títulos anteriores, con un sistema de control más parecido al primero, mucho más que el arcade de casi el mismo título y y realmente no se aunque los anteriores son mejores, respeta a la franquicia y es un juego divertido con un control sencillo y una buena respuesta al pad. Tiene un buen número de fases y un nivel de dificultad bien ajustado.




En resumen, una buena tercera entrega de la saga Double Dragon. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario