martes, 19 de junio de 2018

Chili con Carnage

Chili con Carnage es un juego programado por Deadline Games y publicado y distribuido por Eidos Interactive en 2007, llegando al mercado europeo el 16 de febrero del mismo año, siendo también la primera región en que apareció el UMD. Nos encontramos ante un entretenido y bastante loco juego de acción en tercera persona, lleno de humor negro, al que se ve como un remake de un poco conocido juego de acción de Playstation 2 llamado Total Overdose.




Nuestra misión será guiar al protagonista por cada nivel desde un punto de vista en tercera persona mientras acabamos con los diferentes enemigos, muchas veces de forma ridícula (en el buen sentido de la palabra) y causando la mayor destrucción posible, cosa no demasiado difícil por la gran cantidad de elementos explosivos que nos vamos a encontrar. El protagonista, Ramiro "Ram" Cruz, o Gringo Loco como lo llaman los malos, puede usar una gran cantidad de armas de fuego, y cuenta con un botón para apuntar a los enemigos y otro para apuntar a objetos inanimados como cajas de dinamita. Otro detalle que diferencia a este juego de otros juegos de acción en tercera persona es la gran cantidad de enemigos a los que enfrentarse al mismo tiempo.




El apartado técnico está bastante bien. Gráficamente no es ningún portento, pero el protagonista está bien diseñado y se mueve fluidamente con buenas animaciones, hay una buena variedad de enemigos con personalidad y buenos jefes finales, además de escenarios tridimensionales bastante detallados y bien ambientados. Las melodías varían según la situación y están bien compuestas, y los efectos de sonido están bien plasmados.




En cuanto a la jugabilidad, la locura de los ataques y las formas estúpidas de matar es sin duda el punto fuerte de un juego que no se toma en serio a sí mismo. El control es sencillo y directo y el protagonista responde bien al pad, aunque el no contar con un stick para girar la pantalla nos obliga a apuntar siempre a lo que tiene a la vista, siendo este el único problema más o menos grave del juego. El juego no tiene un modo historia muy amplio (aunque tampoco es corto) y tampoco una dificultad elevada, salvo en momentos puntuales.




En resumen, un muy buen juego de acción que no se toma en serio a si mismo y del que se dice que es lo que debería haber sido Total Overdose. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario