sábado, 5 de enero de 2019

Rastan Saga II (Mega Drive)

Rastan Saga II es un juego programado, publicado y distribuido por Taito Corporation para recreativa en 1989, siendo portado más tarde a Mega Drive y TurboGrafx-16. La versión de Mega Drive fue programada por Opera House y publicada por Taito, saliendo a la venta tanto en Japón como en Estados Unidos en 1990, siendo una muy buena conversión del original. Nos encontramos con un entretenido juego de acción y plataformas, secuela de Rastan, aunque ciertamente decepcionante al estar muy alejado de la calidad de la primera parte, por lo que podemos decir que es una buena conversión de un juego mediocre pero entretenido.



Nos encontramos ante un típico juego de acción con espadas en el que controlando al protagonista debemos avanzar por cada nivel mientras eliminamos a los enemigos a base de espadazos, para que al final del recorrido nos enfrentemos a un jefe de fin de fase, que cuenta con un tamaño descomunal y tiene bastante más resistencia, vida y fuerza que un enemigo normal. En este sentido podríamos decir que es una especie de combinación entre run 'n gun y hack & slash. Cada una de las 6 fases que forman el juego contiene dos zonas, que son una zona exterior en el que el héroe debe hacer frente a toda clase de enemigos mientras va avanzando, y un castillo donde en última instancia nos espera el jefe de fin de fase. A diferencia de la primera parte, en esta secuela el protagonista puede atacar con la espada en ocho direcciones diferentes. También podemos potenciar la espada con diferentes power-ups con resultados diversos que incluyen aumentar el alcance de la espada o la capacidad de disparar proyectiles con ella.



El apartado técnico está bastante bien.Gráficamente muestra una gran similitud con el arcade, respetando incluso el gran tamaño de los sprites de héroes y enemigos, siendo en este caso más grandes que en el primer Rastan. Desgraciadamente también se heredaron las animaciones toscas de los personajes, y también la menor lentitud de movimiento con respecto a la primera parte. También los escenarios son muy parecidos a los originales, aunque algo menos detallados y de colores más apagados, en contraposición con los colores más vivos del original, más vivos que la primera parte, pero también con una ambientación menos conseguida. Las melodías tienen una calidad bastante peor que en el arcade, pero se dejan oír y la calidad compositiva es muy buena, mientras que los efectos de sonido cumplen su función con dignidad.




En cuanto a la jugabilidad, nos encontramos con un juego que respeta por completo la mecánica del arcade en que se basa, siendo así un juego de acción directo bastante entretenido, con un control sencillo y directo que permite controlar fácilmente a un héroe que responde muy rápidamente a las instrucciones transmitidas por el pad, aunque por desgracia se perdió en el camino la opción de dos jugadores simultáneos y es un juego bastante menos redondo que la precuela, con un diseño de niveles bastante peor, pero tampoco se puede decir que sea un juego malo, porque no lo es. La extensión del juego está bastante bien, y tiene una dificultad elevada, sobre todo en los jefes finales.



En definitiva, una decepcionante secuela de todo un clásico de los arcades como es Rastan, no por culpa de esta versión, sino ya del arcade original, pero aún así no es un juego malo, sino que solamente es bastante inferior a la primera parte, pero es un juego entretenido y jugable. Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario