sábado, 29 de diciembre de 2018

No tan Retro: Sonic Mania (Nintendo Switch)

Sonic Mania  es un juego programado por Christian Whitehead, Headcannon y PagodaWest Games, supervisado por Sonic Team y publicado y distribuido por Sega para Nintendo Switch, PC, Xbox One y Playstation 4. Al igual que el resto de versiones de consola, la versión de Nintendo Switch se puso a la venta a nivel mundial el 15 de agosto de 2017 (la de PC llegaría 14 días después) como un tremendo juego de plataformas en 2D protagonizado por el erizo Sonic y sus amigos y que resulta todo un homenaje a los juegos de Sonic de la era de 16 bits, y además es el mejor juego de la saga desde esta época. Existe también una versión "plus" posterior que añade dos personajes, ambos introducidos en Sonic the Hedgehog de arcade y uno de ellos también presente en Knuckles Chaotix de 32X, además de un modo de juego más con bastantes cambios en las fases.




El juego tiene un estilo muy parecido al de los Sonic clásicos, empleando además versiones modificadas de los niveles de estos juegos, siendo esto posible gracias a que Sonic Team cedió a los programadores el código fuente de los juegos del erizo de esa época. Así por ejemplo, nos vamos a encontrar como primera fase el primer nivel de Sonic the Hedgehog, Green Hill Zone, y aunque a priori parece que la estructura de la fase es la misma, cuando lleguemos al lugar donde se encuentra el final de fase en el original, aquí descubriremos que el nivel es mucho más amplio. De esta forma nos vamos a encontrar con fases de Sonic the Hedgehog, Sonic the Hedgehog 2, Sonic the Hedgehog 3, Sonic & Knuckles y Sonic CD. También se presentan niveles completamente nuevos, unos fruto de la imaginación de los diseñadores y otros basados en las betas de los juegos originales. Cada zona se divide en dos actos, cada uno de los cuales tienen su propio jefe, unos basados en los que aparecen ya en la saga principal y otros nuevos. Del mismo modo, el juego contiene varios extra y modos desbloqueables, como una carrera en el nivel seleccionado contra otro jugador, un juego tipo puzzle basado en Dr. Robotnik's Bean Mean Machine, el modo Debug o el contrarreloj. Se nos presentan también dos tipos de fases de bonus. Por un lado está el que se accede a través de anillos gigantes, dando paso a un nivel tridimensional semejante a las fases de bonus de Sonic CD y cuyo resultado es la opción de una de las Esmeraldas del Caos. Por otro lado, también hacen acto de presencia las fases de bonus de Sonic the Hedgehog 3, accediendo a través de los postes de checkpoint si llegamos con unos 50 anillos, aunque estos niveles son solo de bonificaciones.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente es un juego con una estética basada en los juegos originales, y a priori no parece mostrar que no pudiera hacer la Mega Drive por sí sola, con un buen sprite para Sonic y sus demás amigos, enemigos variados de toda la saga clásica y jefes finales bien realizados, tanto los clásicos como los nuevos, siendo algunos impresionantes, y a estos añadimos unos escenarios variados, detallados y muy coloridos, pero todo se mueve a una velocidad mayor de la que podría soportar Mega Drive, además de efectos de rotaciones, zooms y demás que no podría hacer Mega Drive, y ni siquiera Mega CD. La calidad gráfica viene acomapañada con las melodías originales de la saga, además de algunas nuevas, que respetan el estilo del chip de sonido de Mega Drive, aunque con una calidad superior, además de los típicos efectos de sonido de la saga.



En cuanto a la jugabilidad, nos vamos a encontrar con un juego muy variado y que contiene todo tipo de situaciones, habiendo zonas donde lo primordial es correr y otras zonas donde hay que ser mucho más preciso a la hora de saltar, siendo también un juego muy rápido, dinámico y muy, muy divertido, con unas físicas, una mecánica y un control casi idéntico al de la saga clásica de Mega Drive y Mega CD, contando también con una muy buen respuesta al pad. Por otro lado, es un juego bastante largo y con una dificultad bien ajustada, aunque me da la impresión de que es un poco más difícil que los juegos clásicos, aunque la dificultad y estilo se mantienen parejos con los juegos a los que pretende homenajear.



En resumen, un maravilloso homenaje a la saga clásica de Sonic que es además uno de los mejores juegos de la saga y también uno de los mejores juegos de plataformas en 2D de la historia. Obra maestra.

3 comentarios:

  1. Muy buen análisis y estoy totalmente de acuerdo, es un juegazo, desde luego. Lástima ser tan pato y que, como dices, tenga un poco más de dificultad que los Sonic normales. Pasé el primer nivel sin problemas pero con Chemical Plant Zone 2 me atasco y se acaba el juego para mi. Tendré que retomarlo con más tiempo y ganas porque me apreció muy bueno lo que jugué, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tiene es que hay que ir jugando, porque poco a poco se va avanzando al ir aprendiendo los patrones de los jefes, las rutas a seguir y tal. Uno de los niveles que más me costó es el de Oil Ocean, mi nivel menos favorito de Sonic 2, por cierto.

      Eliminar
  2. Amé ese juego. También fue mi favorito del 2017:
    http://viajarleyendo451.blogspot.com/2017/09/resena-analisis-sonic-mania-2017.html

    ResponderEliminar