martes, 12 de febrero de 2019

Donkey Kong Land 2

Donkey Kong Land 2 es un juego programado por Rare y publicado y distribuido por Nintendo para Game Boy en 1996, llegando al mercado europeo el 28 de noviembre del mismo año. Nos encontramos ante la secuela de Donkey Kong Land, también de Game Boy, y  como tal nos vamos a encontrar con un muy buen plataformas aunque en esta ocasión no está protagonizado por Donkey Kong, sino por Diddy y Dixie Kong. En cierta manera, podríamos decir que es un por de Donkey Kong 2, aunque con algunos cambios.



Tal como sucedía en el primer Donkey Kong Land, el juego mantiene el estilo iniciado por Donkey Kong Country, así que toca tirar palante con nuestros simios protagonistas, contando además con los movimientos de siempre, es decir, correr y saltar básicamente, además de agarrar barriles y lanzarlos a los enemigos. Podemos alternar el uso entre Diddy y Dixie, y tener ambos en el equipo funciona como salvavidas en caso de que un enemigo o un objeto dañino nos toque, perdiendo en ese caso al personaje que estemos controlando, aunque podemos recuperarlo si lanzamos unos barriles especiales. También hay que indicar que pese a que los niveles usan los mismos nombres y los temas son más o menos los mismos, el desarrollo de estos es diferente.



El apartado técnico es asombroso. Visualmente es una delicia y unos de los mejores juegos de la portátil en este aspecto, como ya lo era su primera parte. Los sprites de los dos monos están muy bien realizados, casi pareciendo un calco de los juegos de Super Nintendo, aunque claro está sin color, a pesar de que supongo que por capacidades del sistema nunca se ven al mismo tiempo uno siguiendo al otro como en Super Nintendo, pero tienen buenas animaciones, se mueven rápida y fluidamente y también nos vamos a encontrar una buena variedad de enemigos, entre los que destacan los jefes de fin de fase. También los escenarios están muy bien realizados, con cantidad de detalles y muy bien ambientados pese a la ausencia de color. Las melodías que nos acompañan están muy bien compuestas y suenan de maravilla, mientras que los efectos sonoros están bien logrados.



En cuanto a la jugabilidad, es un juego tan ágil, gratificante, divertido, dinámico y trepidante como en su primera parte y como en la trilogía de Super Nintendo, gozando de un control perfecto que permite manejar a los protagonistas con gran facilidad, a la vez que responden de maravilla a las instrucciones transmitidas por los botones de la consola. Por lo demás, tiene una muy buena  extensión y un nivel de dificultad elevado, sobre todo en algunos tramos.



En resumen, una magnífica adaptación a Game Boy de Donkey Kong Country 2, siendo el techo técnico de la consola y además muy jugable y divertido. Obra maestra.

4 comentarios:

  1. Me parece mucho mejor que su primera parte. De lo mejor en plataformas de Game Boy. No digo el mejor, o al menos mi favorito, por existir Wario Land.
    A la altura de su homónimo de Súper Nintendo. Creo que se pueden disfrutar los dos. Son más o menos similares pero no iguales.
    Alcanzar estas cotas técnicas en una consola como está, muestran la grandeza de lo que fue la Game Boy clásica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me parece mejor que el primero, sobre todo porque gráficamente no es tan borroso como en el primero, que visualmente era alucinante pero tenía el problema de que a veces era difícil ver por dónde se movía nuestro héroe.

      Eliminar